Editores

“YO RESPALDE A OUYA Y NO ME ARREPIENTO” KOBAL, DIBUJANTE CHILENO CONVERSA CON GAMERVIPCL

“YO RESPALDE A OUYA Y NO ME ARREPIENTO” KOBAL, DIBUJANTE CHILENO CONVERSA CON GAMERVIPCL

 

Ayer realizamos una extensa mirada a la vida y muerte de Ouya, una consola que se lanzó como una revolución en la industria gamer y que comenzó con un impactante respaldo en Kickstarter para dar luz verde al proyecto. Fueron muchísimos quienes enviaron su dinero y respaldaron el concepto de “Ouya”. Dentro de todos ellos, de todos los viajeros en esta aventura hacia una nueva forma de jugar, estaba un Chileno. El dibujante nacional conocido como Kobal, quién creyó en Ouya y hoy conversa largo y tendido con GamerVipCL sobre su experiencia.

 

Jorge Farah: Primero me gustaría que te presentaras para todos aquí que no saben de Kobal, háblanos un poco de ti.

Kobal: Bueno soy Kobal, guionista y dibujante de cómics. Estuve nominado como mejor guionista chileno hace unos años y he publicado en varias revistas, libros, novelas gráficas como: Zombies en La Moneda, In Nomine Mortis, etc. Y siempre he amado los videojuegos.

 

J: ¿Cuál fue la inspiración en Zombies en La Moneda? Ver presidentes matar zombies como He-Man no se ve todos los días.

Jajajaja. Mi colega Manuel Mella inventó el concepto y afortunadamente me invitó a participar. Por suerte, los personajes más populares son los míos. Mi aporte fue tratar de que fuera bien chileno. A pesar que no tenemos una identidad tan definida en lo fantástico, como chilenos tenemos muchas características, buenas y otras no tanto que quise destacar. Por ejemplo, que acá no andan todos disparando como en las películas gringas. Entonces quise chilenizar la obra todo lo que podía, según mi perspectiva claro.

 

J: ¿Algún personaje favorito?

Claudio Pavéz, es un carabinero. Es como un personaje lindo, porque es una persona decente, abnegada, bien aperrado, valiente y jugado. La imagen la creamos con Cristobal Jofré y físicamente está basado en Roberto Bolaño. Es como el recuerdo que tengo de cómo era la gente antes, como la gente que no es de Santiago. Como esos profesores de escuela rural que recorren kilómetros para enseñar, carabineros que se quedan horas en la lluvia para evitar accidentes en el sur del país, lo mejor de nuestra gente. Le tengo mucho cariño a ese personaje.

 

J: ¿Cuál fue tu primer consola y experiencia con los videojuegos?

Mi primera experiencia fue como cuando tenía 5 años, estábamos en Costa Azul con mi mamá y salimos en la tarde noche. Era una máquina donde manejabas unos cañones y disparabas contra barcos y aviones. Pixeles gigantes. Fue lo máximo. Después mis papás me regalaron un Atari 2600 y fue lo mejor del universo. Ufff, es que era increíble. Interactuar con la Tv. Yo no conocía los videojuegos hasta después de tener Atari, entonces la experiencia era sorprendente. Por ejemplo, jugar Jungle Hunt en blanco y negro en la casa, para después verlo en arcade con pixeles un poco más chicos y en ¡colores!. Hay juegos de Atari que todavía me encantan como el Haunted House. Ahora lo tengo en la colección que sacaron para Playstation 4 y todavía en mi Atari 2600.

 

 

J: Se puede ver que lo Gamer lo llevas en la sangre. Pero un pajarito por aquí me comentó que aportaste algunos morlacos al proyecto de la consola Ouya. ¿Por qué decidiste apoyarlo, que te llamo la atención?

Jajaja ¡Claro! Soy un orgulloso Backer. La Ouya como concepto me sigue pareciendo una maravilla: Cualquiera podía hacer juegos y subirlos a su store, tremendo apoyo para developers independientes. La consola misma te sirve para probar los juegos. Entonces la gracia era la vanguardia. Por ejemplo hay juegos que amo que conocí y jugué primero en Ouya:

1. Potato Man Seeks the Troof
2. Neverending Nightmares
3. Mi favorito: Knightmare Tower, que salió después para IOS

Conocí al gran master LOCO MALITO y tener MAME “legal” ya de por sí vale todo el oro del cosmos. Eran otros tiempos, recuerda la Ley de Moore: “Cada año un chip mide la mitad y es el doble de rápido.”

 

J: Y cómo te trato la empresa detrás de Ouya en el sentido del envió. ¿Fue expedito o con muchos problemas?

En mi caso todo fue maravilloso. Recibí la consola con dos controles y todo bien, pero tenían un problema de orden, estaban colapsados. Me estaban ofreciendo un control extra porque creían que solo me había llegado uno solo. Obviamente les escribí para que no me lo enviaran porque ya lo tenía en mi poder. La buena crianza. Pero todo el proceso de Backing y recepción fue bien expedito y sin problemas. Pero sí, mucha gente tuvo demora en la recepción, controles de menos y el tema de la tarjeta de crédito al iniciarla no fueron menores. Aunque había un truco al configurarla cuando pedía la tarjeta, pero nada del otro mundo.

 

J: De verdad te pones la camiseta por Ouya, se ve que has estado más que conforme por el producto. ¿Qué le dirías toda la gente que está en contra de ella?

Bueno, hoy en día hay gente que vota CERO por el nuevo Zelda (que no es nuevo además) porque “les molesta que Nintendo siga explotando sus franquicias de siempre”. Así que los haters will hate. Objetivamente por lo que costaba una Ouya era una ganga. Linda, muy chica y práctica: HDMI, tarjetas de memoria externas y casi más chica que un cubo Rubyk. No sirve para jugar Call of Duty, pero no se le puede pedir eso hoy a una micro consola. En 20 años, de más. Así que yo feliz. La meter al bolsillo y ya, te la llevas. El problema de los controles, fácil: le conectas los de Playstation 3 y ya. Ojalá hubiese perdurado. Pero ya hay herederos, hay varias microconsolas medio anónimas en el mercado y aunque no tienen exclusivos, deben ser divertidas. La Ouya tenía una marca y presencia, eso es lo que se perdió. La tecnología en cambio siempre existe, podrán hacer consolas pequeñas, sencillas y baratas.

 

J: Parece que Ouya también tenía muchos trucos bajo la manga, además de los controles de Playstation 3. ¿Puedes contar otros que hayas descubierto?

Bueno, todos los emuladores del universo estaban legales en la store, había trucos para poder instalar apps de Android (hay que recordar que Ouya tiene un sistema operativo propio, basado en Android) y por ende aplicaciones de todo tipo. Me compré una que se llama Forecast y te da el tiempo, es muy bonita. Reproductores de multimedia que leen casi todos los formatos. Yo la recomendé a mis amigos y nadie pescó, pero hoy en día sigue siendo un juguete divertido. A menos claro, que sientas que es una basura y ya, que es válido.

 

J: Si tuvieras que hacer un orden de las consolas actuales que tienes. ¿Cuál sería la más y menos preferida en este minuto?

Difícil pregunta. Hoy mismísimo lo que más uso seria en este orden: Playstation 4, Playstation 3, Wii y Ouya. Pero porque conecté anoche la Wii. El tercer lugar era de la Ouya.

 

 

J: Me sorprende honestamente verte tan alegre y contento con la pequeñita.

Jajaja, es que las consolas para mí son para divertirme. No sé nada de FPS, imput lag, etc. No me interesa. Me interesa jugar, pasarlo bien y probar juegos novedosos. Entonces una Ouya puede ser tan divertida como un Atari 2600 o una Playstation 4, en lo básico claro. No hay trofeos o captura de video a Youtube o E-sports en Ouya, no habrá Red Dead Redempion 2, pero están los juegos de LOCOMALITO todos gratis (joyas) y muchos juegos indies (algunos horrendos pero muchos notables). Lo que quiero decir es que cada uno tiene sus estándares de calidad. Como cuando estoy fuera de casa soy hiper exigente, pero con las consolas lo único que pido es diversión y ya.

 

J: Vas directo al grano, que te entretengan. Lo cual fueron creadas en primer lugar, ¿Qué te parecen todas esas discusiones de los gamers actuales hablando de los 4k, 60 fps y demasíes?

Entiendo a los gamers que exigen fps y todo eso. Es lo que a ellos seguro les divierte o motiva. Como la gente que tiene un Iphone 7 y lo utilizan para hablar por teléfono porque es “cool”. Suena mala onda, pero quizás es importante para ellos tener el último gadget. Yo igual veo videos comparativos a veces de cómo corre un juego en PC, Playstation 4 y Xbox One, pero por cultura general no más.

 

J: Se ve que claramente adoras a Ouya con todo tu corazón. ¿Te gustaría decirles unas palabras de despedida a todos los lectores de Gamervip?

¡Sí!, Que jueguen harto, pásenlo bien, compartan sus triunfos y no abandonen a sus amigos. Al contrario, métanlos al mundo GAMER.

 

Así concluye nuestra entrevista, que sin duda me acabo por sorprender. Esperaba alguien que vomitaría en contra de Ouya, pero me encontré con lo contrario, un backer que supo ver sus prestaciones y aprovecharla de la mejor forma. Esto nos prueba que muchas veces la belleza de las cosas está también en los ojos que la mire y en la smanos que las sepan aprovechar. Agradecemos a Kobal por su tiempo y pronto regresaremos con una nueva entrevista acá, en GamerVipCL.

 

SmashBash

Editor de Videojuegos en Machinanet.com Crítico de Videojuegos de mirada aguda y sin pelos en la lengua. Conduce además el podcast "GamerVip" por facebook en vivo, cada jueves a las 19:30hrs

https://noobfathersite.wordpress.com/

VIDEOJUEGOS

TECNOLOGIA

CINE Y TV

MÓVILES