Editores

TEKKEN 7 Análisis

TEKKEN 7 Análisis

 

La espera ha terminado, y por fin podemos disfrutar de la más reciente entrega del Torneo del Puño de Hierro. La familia más disfuncional de los videojuegos ha regresado y con ella un nuevo Tekken.

 

 

Tekken 7 es todo lo que hemos amado de una de las mejores sagas de peleas en la historia de los videojuegos. Basta con tomar los controles unos instantes, para que tus instintos, tu pasado en la saga tome el control. Pronto ya estás efectuando los combos, patadas y agarres que tantas veces hiciste en los viejos y queridos Tekken. Un punto muy interesante de T7, es que el juego sabe ser accesible de igual forma para los nuevos jugadores. Los controles se sienten suaves y responden a la perfección a nuestros inputs, dotando nuevamente a Tekken de uno de los gameplays más técnicos y exquisitos del género. El añadido de los “Rage Arts”, le da frescura al viejo Tekken, ya que permite la inclusión de un “Super”, sin perder la esencia técnica de la saga.

 

 

Con un modo historia algo más trabajado que a lo que nos tienen acostumbrados, pero que acaba por perder un poco el norte ante los enredos narrativos habituales de Harada San, termina por cumplir exactamente lo que importa al seguidor de la saga: ponernos en la piel de diversos personajes, cuidar a los casuales con un botón de “Golpes fáciles de modo historia” y darnos la posibilidad de ver los cinemáticos finales de nuestros luchadores. Fuera de ese modo historia, cuentas con un modo arcade tradicional, y una “caza de tesoros”, un modo donde irás combatiendo enemigo tras enemigo, recibiendo premios por cada victoria. Un interesante extra que posee Tekken 7, es la posibilidad de ver todas las cinemáticas y trailers de los anteriores juegos de la franquicia, siendo una excelente oportunidad de conocer el pasado de la gran saga y donde sin duda muchos carnets llegarán al inframundo del porrazo. Eso sería lo disponible como contenido solitario, ya que en Tekken 7 el fuerte es el multijugador.

Si hay algo que sabe muy bien cualquier jugador de Tekken, es que se disfruta mejor acompañado. Tardes eternas en el sofá jugando con los amigos, son algo propio en la historia de cada jugador de Tekken. Tekken 7 otorga la misma capacidad, con el añadido de un potente modo online, que acaba de ser parchado en las consolas de sobremesa, mejorando bastante su funcionamiento. Es precisamente este el gran fuerte de Tekken 7: Jugarlo con amigos. Es aquí donde Tekken exuda calidad y nostalgia, sacándonos más de un suspiro y una sonrisa que sin duda valen el monto que pagamos por el juego.

 

 

Como puntos negativos, debo mencionar la ausencia de personajes emblemáticos de la saga, como es el caso de Lei Wulong o Anna Williams. Un personaje con un estilo de combate tan vistoso y único como Lei, sin duda merecía un espacio en el roster, por sobre un “Panda” o una nueva adolescente peleadora de estilo indefinido. Las texturas lucen algo flojas para lo que hoy en día nos están entregando los juegos de peleas, haciendo que esos cabellos “de plástico” en los personajes se sientan ya bastante añejos. De todas formas, el juego luce realmente bien en 4K y fluye de forma maravillosa.

También está el hecho de que Tekken continúa sin entender bien el tema de la “Personalización” en los juegos de peleas actuales. Alejado de la seriedad de los primeros 3 Tekken, busca precisamente esta opción para acercarse a un humor muy nipón. Olvídate de imaginar alguna prenda seria o estéticamente favorable a tu personaje, tampoco que potencie tus estadísticas. Todas las personalizaciones de Tekken 7 son apostando por el humor y el absurdo… ¿Querías combatir con una pizza gigante en la espalda? En Tekken 7 podrás hacerlo. Si bien esto caerá en gracia de muchos fans, lo deja con un gusto bastante añejo, ante el tremendo y sólido sistema de personalización de títulos como Injustice 2, que realmente están revolucionando el género. Pero no vamos a entrar en esas comparaciones, ya que Tekken es Tekken, y merece ser juzgado por otros aspectos. Sí, estamos claros que el juego no luce ni tiene la espectacularidad del modo historia de Injustice 2, pero son sin duda pocos los que pueden hacer gala de ello. Es algo que debíamos mencionar, ya que salieron con tan poca diferencia ambos títulos de peleas.

 

 

Tekken 7 es una digna secuela de la saga, quizás no sea revolucionario, ni la carta de amor que fue Tekken Tag Tournament 2, pero es una puesta al día de una gran franquicia. El juego está perfecto para ser disfrutado con amigos: es un juego sólido, técnico y que entrega exactamente lo que el fan de Tekken espera. Ojo los usuarios de PC, que es el primer Tekken que debuta en la master race y resulta una compra obligada. Si Guilty Gear es hoy en día la actualización de lo que un juego de peleas 2D debiese ser, e Injustice 2 el  que ha hecho evolucionar al género como propuesta para un solo jugador, Tekken 7 es ese vino de años que debes disfrutar con calma y que deja un gusto excelente en el paladar, transformándose en el mejor juego de peleas para disfrutar con los amigos. Bienvenido Tekken, se te extrañaba.

 

 

8

LoboMenares

Editor de Tecnología y Xbox en la Machina. Diseñador y comunicador con más de 15 años de experiencia en el mundo de los videojuegos. Ha colaborado con Megavisión, Radio 40 Principales y otros medios independientes.

https://www.machinanet.com

VIDEOJUEGOS

TECNOLOGIA

CINE Y TV

MÓVILES