Editores

PORQUÉ FOR HONOR ES MI JUEGO FAVORITO EN LO QUE VA DEL AÑO

PORQUÉ FOR HONOR ES MI JUEGO FAVORITO EN LO QUE VA DEL AÑO

 

Es muy gratificante ver que este 2017 en lo poco que lleva nos ha entregado ya muy buenos juegos. Resident Evil 7, Nioh, For Honor y Halo Wars 2 (Cuyo análisis te tendremos este martes) son excelentes muestras de lo que parece ser un gran año para nosotros los jugones. Pero me siento en la cuasi obligación, de destacar un juego que me ha parecido el gran incomprendido en esta lista de buenos títulos: For Honor. Ojo, que tanto Resident 7 como Nioh recibieron por mi parte mucha mejor nota de análisis, pero para esta editorial pretendo hablar como jugador, y de partida el juego de Ubisoft tiene algo que ningún otro tiene: Un concepto absolutamente original. Nioh es maravilloso, pero es algo que ya veníamos jugando esta generación, al igual que Resident Evil 7. Acá en cambio, estamos ante la evolución de los juegos de pelea al concepto del mundo abierto, un concepto que realmente se siente muy fresco. ¿Y Chivalry? Solo te diré que el juego está más emparentado con Tekken que con Chivalry.

For Honor es un juego de acción en tercera persona, con épicas batallas campales, asedios y el manejo de tres facciones históricas: Vikingos, Samurais y Caballeros. Cada una luchando por conquistar el territorio de un mapa. Es así como nos enfrentaremos en acción a espadazos con amigos en intensas luchas multijugador… al menos así es como fue publicitado, y lo que creo marcó el error de Ubisoft, porque el juego es algo absolutamente diferente y que por lo mismo ha golpeado en la cara a quienes intentan jugar “y divertirse” un buen rato. For Honor es un juego de peleas, es un Fighting game a mundo abierto. For Honor es la evolución de juegos como Bushido Blade, Kengo o Incluso Soul Calibur.

 

La impresionante profundidad del combate, con cada héroe manejando diferentes estilos, combos, movimientos especiales, cadenas, contras y cancels, lo aleja a años luz de cualquier Hack Slash, poniendolo de lleno en la vereda de los Fighting Game. Es por eso que cuesta tanto poder triunfar en un match abierto de For Honor… necesitas concentración, necesitas práctica y control de tu entorno. No es fácil triunfar en sus batallas, pasarás decenas de derrotas brutales, rabearás por mil al ser atacados por dos y hasta tres enemigos, pero es ahí donde tu medidor interno va a despertar, tras año de juegos fáciles o hack slash genéricos de simple ejecución. Tu camino se divide en dos: puedes dejar el juego y vomitar online sobre lo malo que es, como el P2P es el culpable de que juegues mal, etc… aún sobándote los golpes, o entrenar. Trabajar tus movimientos y pasar horas aprendiendo a conocer tu personaje y sus funciones. Es por ello que te mencionaba como el juego tiene más en común con Tekken que con Chivalry o cualquier juego de espadas de los últimos años.

Si optas por lo segundo, aprenderás de tus derrotas, hasta que un día, un instante, un momento todo cambiará. Sin notarlo te darás cuenta que tu cerebro se ha adaptado, has abierto los puertos de tu mente y comienzas a ver el campo de batalla distinto. Los personajes ya no son tan rápidos ni tan imposibles, tu mano comienza a fluír y a mostrar el resultado del montón de palizas y horas de entrenamiento. Es en ese instante, ese día, ese momento cuando te enamoras de For Honor. El juego es brutal y con una muy difícil curva de aprendizaje, un amigo me lo resumió de muy buena forma como “Lo que sucede si le pides a From Software realizar un juego de peleas”. De hecho llega a ser gracioso como los bots del juego son muy difíciles y comienzan a aprender de tí, de tus errores, así como a subir de nivel de dificultad a medida que los vences. Llegan a ser tan difíciles los bots que sin problema alguno, un bot lvl 3 puede bloquear todos los golpes que le lancen 3 jugadores al mismo tiempo, y contrarrestar matando a los 3. En toda mi vida de jugador creo que es la primera vez que veo el tema “Bots” siendo tan bien llevado. Lo único que me hace maldecir a veces a Ubisoft, es el hecho de como el juego se pega a veces sus buenos lags en las horas más conflictivas entre las 10:30 y 12:30 de la noche, pero el resto del día funciona como reloj. P2P Renovado meh.

Juegos como Nioh o For Honor son títulos para quienes estén dispuestos a pasar horas aprendiendo a domar la bestia antes de comenzar a ganar. Para quienes entre años de juegos fáciles, caminos guiados y combinaciones automáticas en un botón han dormido su capacidad de desafiarse. ¿Porqué disfruté tanto de For Honor? Porque desde Tekken 3 que no había un juego de peleas que me llamase a aprender como utilizar casi todos sus personajes y porque es un desafío que puedes compartir con amigos. Si a esto le sumamos el hecho de que el juego se ve precioso en todas sus plataformas y cuenta hasta con modo historia, sin duda que es un título que al menos a mí, me ha sorprendido y encantado.

 

LoboMenares

Editor de Tecnología y Xbox en la Machina. Diseñador y comunicador con más de 15 años de experiencia en el mundo de los videojuegos. Ha colaborado con Megavisión, Radio 40 Principales y otros medios independientes.

https://www.machinanet.com

VIDEOJUEGOS

TECNOLOGIA

CINE Y TV

MÓVILES