Editores

ARCHIVOS RETRO: LA HISTORIA DE ATARI

ARCHIVOS RETRO: LA HISTORIA DE ATARI

 

No se puede hablar de la historia de los videojuegos sin pasar por Atari, una compañía que fue pionera en juegos arcade, consolas de videojuegos y computadores para el hogar. En su momento, la empresa norteamericana fue la más importante en el mundo del gaming, pero ahora solo es una sombra de esos gloriosos años y ha quedado relegada a un puesto poco importante en la industria. Entérate más abajo sobre el nacimiento de Atari y su posterior caída.

Atari marcó la pauta de lo que conocemos hoy por industria de los videojuegos. El camino para que los juegos tengan el reconocimiento actual tomó como base el trabajo de Nolan Bushnell y Ted Dabney, los fundadores de la otrora empresa norteamericana más grande de la industria.

 

 

El inicio

 

El comienzo de Atari se remonta a mucho antes de que fuese consolidada como empresa y antes de que aparecieran sus verdaderos protagonistas.

En 1961, un grupo de  estudiantes del Instituto Técnico de Massachusetts (MIT), discutía sobre naves espaciales y los viajes entre las estrellas. Uno de ellos era Steven Russell, el que quiso ir más allá de la conversación y los escenarios hipotéticos. Él quiso crear la experiencia de viajar en una nave por el espacio, y lo haría a través de un videojuego.

En dicha época no habían muchos lugares de donde sacar inspiraciones, la industria aún estaba verde y las principales experiencias jugables eran Tennis for Two de William Higinbotham, y Oxo, un juego programado por Alexander S. Douglas. El juego de Higinbotham es considerado por muchos el primer juego de la historia.

 

 

 

Russell comenzó a trabajar en su proyecto, y para el año 62 ya tenía algo más o menos concreto. Valiéndose de un computador PDP-1 de la compañía Digital Equipment Corporation (el que era del tamaño de varios casilleros juntos), Russell encontró lo que le serviría para al fin terminar su juego. El juego fue llamado Spacewar! y ocupó unos pesadisimos 9k, los que en esos años era bastante. Gracias a ARPA-NET (antepasado de internet), Spacewar! llegó a otras universidades debido a su naturaleza de multijugador.

 

 

 

Spacewar! fue de libre circulación y la decisión de hacerlo multijugador estuvo dada por las limitaciones de la época. Era imposible crear una inteligencia artificial capaz con el hardware existente.

 

Nolan Bushnell

 

Acercándose a la historia de Atari, el nombre de Nolan Bushnell comienza a aparecer mucho antes de la formación de la compañía. Bushnell entró al mundillo de los videojuegos con Computer Space, una copia descarada de Spacewar!, aunque con una diferencia importante. En los primeros años de los 70, Bushnell trabajaba junto a Ted Dabney en Computer Space como una máquina operada por monedas. Si querías jugar, tenías que pagar.

Lamentablemente para Bushnell y Nutting Associates, la compañía que se encargó de distribuir aproximadamente 1500 Computer Space, el juego fue un estrepitoso fracaso. ¿Las razones? Nadie sabía de videojuegos en la época, por lo que enfrentarse a una máquina llena de perillas y botones no resultó del todo llamativa para el público masivo.

Al no haber guías ni una industria de la cual aprender, el fracaso de Computer Space hizo que Bushnell se percatara de que la gente no quería jugar a cualquier cosa, y era importante que entendieran lo que estaban haciendo con el simple hecho de colocarse frente a la pantalla. Con la idea de hacer algo simple y entretenido, Bushnell se asoció con Ted Dabney para fundar Syzygy (desde Computer Space eran Syzygy, pero no formalmente). Pero, ¿No era Atari el nombre? Lo que pasa es que Syzygy ya estaba en uso, así que el nombre en 1972 pasó a ser Atari. Cada socio colocó $250 dólares para formar su nueva compañía.

Magnavox, una empresa subsidiaria de Philips, fue la primera en lanzar una consola de videojuegos en condiciones, y por tanto, fue la precursora de la primera generación de videojuegos. Su consola fue llamada Odyssey y uno de sus juegos fue Tennis, el cual le pareció muy atractivo a Bushnell por ser todo lo contrario a Computer Space: sencillo.

Tennis gustó mucho en Atari, tanto que el programador de la compañía (Allan Alcorn) creó Pong, un juego sencillo, barato y a día de hoy conocido por prácticamente todo el mundo. La compañía decidió utilizar nuevamente el sistema de monedas y probar suerte en la taberna Sunnyvale de Andy Capp. Luego de unos pocos días, la máquina comenzó a presentar fallas, por lo que Alcorn tuvo que regresar a repararla. ¿Cuál fue el problema de la máquina? Había superado la cantidad máxima de monedas. Pong había sido un éxito rotundo.

 

 

 

Con el paso del tiempo, la compañía fue haciendo que su nombre fuese conocido en todas partes. Todos los bares querían tener una Atari debido al gran éxito que lograban y por su capacidad para generar dinero por si solas. Atari ganaba dinero y los bares también lo hacían.

El principal desarrollador de Odyssey, Ralph Baer, se enteró del éxito cosechado por Atari y su juego Pong. Magnavox por consiguiente demandó a Atari y todas las empresas que habían decidido “inspirarse” demasiado en Tennis. El abogado de Bushnell le aseguró que era capaz de no pagar un solo centavo, pero Bushnell no se quiso arriesgar y negoció el pago de $700 mil dólares.

 

Warner

 

En 1975, Bushnell comenzó a idear una consola flexible que fuese capaz de reproducir los juegos de la marca. Inicialmente fue complicado debido al alto costo de hardware, pero con la aparición de la CPU MOS Technology 6502, era posible obtener potencia (8 bit) a un bajo precio.

Llevar una consola al mercado es sumamente complicado y caro. Bushnell estaba enterado de lo anterior, por lo que en el 76 le vendió Atari a Warner Communications en $28 millones de dólares. El resultado de todo fue el lanzamiento de la Atari 2600. El producto fue un éxito total, pues Atari logró vender millones de 2600 y computadores, generando un tercio de las ganancias de Warner ese año. Desde el mismo momento en que la 2600 fue lanzada al mercado, Warner estimó que la consola tendría una vida útil de 3 años, comenzando a trabajar inmediatamente en revisiones de la misma.

 

 

Juegos como Pac Man o Space Invaders eran una auténtica locura en ventas, e incluso en Chile, a pesar de la dura época que se vivía, Atari logró una gran popularidad. Como anécdota les cuento que en Estación Central habían tiendas que traían los videojuegos de Atari. Es así como procedí a hablar con Carlos Menares, nuestro editor en jefe, quién aún conserva la suya, para que me cuente un poco de aquella época.

“Atari fue mi primera consola. Esa navidad resulta aún inolvidable. Mi padre me regalaba mi primera consola de videojuegos con Missile Command. Un juego que sería mi favorito por casi un año. De ahí solo pedía juegos de regalo para las fechas especiales, y cuando mi abuela me regaló Space Invaders casi me volví loco. Tienes que entender que en esos años, el poder ver eso en tu casa, en tu TV nos parecía casi mágico. Para muchos cuando hablas de juegos RETRO les viene a la mente Nintendo, para mí siempre será ATARI” Nos cuenta casi emocionado.

 

 

 

Por diferencias creativas con Warner, Bushnell decidió abandonar la compañía en el año 1979 dejando atrás una impresionante lista de juegos y éxitos. Posterior a esta salida, Atari comenzó a demostrar problemas a principios de los 80 debido a que las divisiones de consolas de videojuegos, computadores y arcade funcionaban completamente por separado y sin comunicación entre ellas. Para más remate, en el 83 comenzó la crisis de los videojuegos que hundió a Atari en una deuda aproximada de $500 millones de dólares. Terribles juegos como E.T salieron a la luz debido a la fuga de las mentes más creativas. Atari era un desastre, recomiendo encarecidamente vean el documental de Netflix “ET, el peor juego de la historia” donde ahondan mucho más en esta etapa.

 

 

 

 

 

Warner cansada de los malos números de la compañía, tomó la decisión de venderla por separado. Vendió la mayor parte a Jack Tramiel, fundador de Commodore International, en donde se lanzaron productos desde la Atari ST hasta la Atari Jaguar (la cual fue un feo fracaso como quedó expuesto en nuestro reporte). Más tarde, la compañía de Tramiel se fusionó con JTS inc. y transformaron a Atari en una pequeña subdivisión que fue rematada y vendida a Hasbro Interactive.

En el año 2001, Hasbro vendió Hasbro Interactive y todas sus subsidiarias (entre ellas Atari) a Infogrames Entertainment, a la que muchos recordarán por los juegos de Looney Toons que lanzaron al mercado. Con el paso del tiempo, Infogrames cambió su nombre por el de Atari SA.

Warner mantuvo la licencia de las máquinas arcade de Atari, pero luego decidió venderlas a Namco más adelante en los 80. Incluso Mitsubishi compró en su momento una parte de la compañía llamada Ataritel, la cual quería revolucionar el mercado de las comunicaciones.

Fragmentada, pisoteada y olvidada por las generaciones actuales, Atari llegó a ser un éxito con sus productos y luego un fracaso irrecuperable. Malas decisiones y una grave falta de comunicación llevaron a que la compañía quede  relegada a solo lanzar sus viejos juegos empaquetados para las nuevas generaciones, como con los Atari Flashbacks que han salido para PS4. Ahora la única desarrolladora de consolas en Estados Unidos es Microsoft con su Xbox, por lo que la llama de las consolas occidentales sigue viva en la máquina de los de Redmond.

Lando

Periodista de profesión y gamer de corazón, Lando es la mirada pura y dura del periodista de escuela en la Machina.

VIDEOJUEGOS

TECNOLOGIA

CINE Y TV

MÓVILES