Editores

LA GENERACIÓN REMASTER: LO BUENO, LO MALO Y LO FEO

LA GENERACIÓN REMASTER: LO BUENO, LO MALO Y LO FEO

 

Una de las críticas más comunes a la actual generación de consolas es la gran cantidad de remasters, remakes y reboots que ofrece. Si bien esto fue mucho más prevalente durante los primeros dos años de vida de XBOX One y PS4, cada uno o dos meses aún escuchamos de alguna nueva compilación o “edición definitiva” de tal o cual juego… de hecho, hasta Nintendo cayó en lo mismo con el reciente “Mario Kart 8 Deluxe”. Todo esto se ha transformado en algo que hace gruñir a algunos gamers, mientras que a otros los hace saltar de felicidad y entregar su dinero sin pensarlo dos veces.  Pero, ¿Cuál es la razón detrás de tanto remasterizado?

 

FFX HD Remaster – Dicen que algo se perdió en la transición.

 

Para comprender mejor el tema es necesario dejar claro cuál es la diferencia entre remaster y remake. Si bien a veces la línea se hace algo borrosa, ambos términos tienen dos diferencias fundamentales: Un remaster es usualmente el mismo juego con mejoras visuales o de rendimiento, mientras que un remake es un juego hecho desde cero tomando como base conceptual a otro. A veces un remake da un paso más allá y pasa a tener nuevas mecánicas, personajes e incluso historia, lo que se conoce como reboot. Final Fantasy X HD es un buen ejemplo de remaster, Ratchet & Clank (2016) es un buen ejemplo de remake y Tomb Raider (2013) es un buen ejemplo de reboot.

 

El reboot De Tomb Raider trajo consigo una totalmente nueva Lara, más humana.

 

Sin duda una de las razones primordiales detrás de esta ola de remasterizados son los largos tiempos de desarrollo de los juegos AAA y sus costos, que tientan a marcas como WB y Capcom a optar por productos más baratos de producir y de entrega más rápida. Refritos como la segunda mitad de la saga Resident Evil o Batman: Return to Arkham ayudan a las desarrolladoras a mantenerse relevantes mientras preparan sus nuevas ofertas, aunque esto lleve a muchos fans a cuestionar su originalidad. Pero como en todo orden de cosas, no todo es malo en este fenómeno… junto a lo negativo también existen aspectos positivos, y los revisaremos a todos como Lo bueno, lo malo y lo feo de la Generación Remaster.

 

 

LO BUENO

 

– Nuevas audiencias:

La oportunidad de presentar un título o una saga a toda una nueva audiencia que no tuvo la oportunidad de jugar el original, ya sea por brecha generacional o por plataforma de elección, siempre es algo positivo. Buenos ejemplos de esto son el hermoso Muramasa Rebirth, que pasó del Wii a la Playstation Vita agregando nuevo contenido y más recientemente Mario Kart 8 Deluxe Edition, que encontró un público en aquellos que negaron a Wii U, pero que aceptaron a Nintendo Switch con los brazos abiertos.

 

Muramasa Rebirth, que luego daría paso al remaster de Odin’s Sphere, Leifthrasir.

 

– Mejoras:

En el mundo de las consolas hay ocasiones en las que el hardware no alcanza para mostrar el juego de la manera en que el desarrollador lo tenía planeado. En ocasiones como estas, nunca está demás tener la chance de vivir el juego de mejor manera en una consola más potente. En teoría PS4 Pro y Project Scorpio ofrecen algo similar, pero eso es un tema completamente aparte.

– Precio Reducido:

Si bien no siempre es el caso, muchas veces las versiones remasterizadas o “compilaciones” son ofrecidas a precios reducidos, que pueden resultar atractivos.

 

Metro Redux – Dos juegos impecablemente remasterizados por el precio de menos de uno.

 

– Nostalgia:

La nostalgia puede traer consigo un flujo de emociones, convirtiendo a un remaster y especialmente un remake, en una experiencia de juego mucho más potente. Recordar y revivir historias con tus personajes favoritos, escuchar de nuevo esa banda sonora o descubrir incluso nuevas cosas puede ser muy atractivo si es hecho de la manera adecuada.

 

LO MALO

 

– Falta de originalidad:

Aunque podemos asegurar que los remasterizados rara vez entorpecen el desarrollo de nuevos títulos (usualmente son manejados por equipos externos) el usuario general no siempre recibe las noticias con brazos abiertos, especialmente si están esperando otro tipo de noticias. Esto hace quedar a los desarrolladores como flojos, faltos de ideas o que sólo buscan dinero rápido.

 

– Saturación:

La constante oferta de remasterizados puede aburrir, especialmente en un ambiente donde los títulos nuevos no abundan. Esto puede causar incluso falta de interés por una plataforma en particular, lo que no es bueno para la industria ni para los gamers.

 

– Nostalgia:

¿Nostalgia de nuevo? Pues sí, la nostalgia puede ser un arma de doble filo. Un remasterizado flojo puede resultar en que el jugador solo sienta que algunas cosas es mejor dejarlas en el recuerdo.

 

LO FEO

 

– Malas versiones:

Si hay algo que puede hundir a un remaster de golpe es que no cumpla con su premisa primordial, que es ofrecer una mejor experiencia que el juego original. Lamentablemente es algo que hemos visto pasar más de una vez, con versiones flojas cuyo rendimiento es peor que el juego fuente, que se ven mal por dudosos cambios estéticos o que traen problemas técnicos que antes no existían.

 

Prototype Biohazard Bundle: Todo lo feo de un mal remaster: Peor rendimiento, texturas borrosas, entre otras cosas.

 

En fin, independiente de nuestra postura, el valor de un Remaster o Remake depende completamente de cada jugador… y aunque la opinión general de ellos no es tan favorable, están aquí para quedarse. Títulos como el próximo Crash Bandicoot N-Sane Trilogy o la reacción que obtuvo el anuncio del remake de Final Fantasy VII sólo reafirman que existe un público para este tipo de productos. El nacimiento y el futuro de la llamada Generación Remaster, siempre estuvo y estará, en manos del consumidor.

 

El remake de Final Fantasy VII definitivamente tendrá su público. Si alcanzamos a verlo.

CappuccinO

Gamer desde antes que los gamers se llamaran gamers (antes se llamaban solo nerds). Ingeniero de profesión y desarrollador independiente, mi alma esta conformada por un número par de píxeles. Algún día visitaré la E3 o el Tokyo Game Show.

VIDEOJUEGOS

TECNOLOGIA

CINE Y TV

MÓVILES