Editores

LA EVOLUCIÓN DE NINTENDO: DE NES A NINTENDO SWITCH. UNA HISTORIA DE NUESTRA INFANCIA.

LA EVOLUCIÓN DE NINTENDO: DE NES A NINTENDO SWITCH. UNA HISTORIA DE NUESTRA INFANCIA.

 

Nintendo es una compañía que ha estado en la industria de los videojuegos desde hace mucho tiempo, y de ahí deriva a que sea una compañía tan querida por diferentes generaciones. A pesar de no haber comenzado como una empresa dedicada a los juegos de video, supo abrirse paso y continuar vigente hasta el día de hoy. En este reportaje, vamos a recorrer la evolución de las consolas de sobremesa de Nintendo. Un camino que inevitablemente va ligado a nuestro propio crecimiento.

La primera generación de consolas se inició a principios de los años 70, de la mano de Magnavox con la consola Odyssey. Por su parte, en 1977 Nintendo comenzó su historia en los videojuegos lanzando al mercado la Color TV Game, la que a pesar de haber sido lanzada de forma tardía, logró una buena recepción.

Durante la década de los 80, Nintendo logró crear propiedades intelectuales novedosas, tal como lo es Donkey Kong. Además, la compañía japonesa fue capaz de adquirir una gran cantidad de experiencia desde sus inicios en los videojuegos, por lo que dieron el salto a un nuevo nivel.

 

Nintendo Entertainment System (NES)

 

 

La compañía estaba pasando por un buen momento gracias a sus Game & Watch, pero la limitación de un solo juego era algo que Nintendo quería eliminar. Pensaron en una gran cantidad de diseños, hasta que en 1982, Masayuki Uemura, logró dar con lo que sería la base para la nueva consola.

En 1983, Nintendo puso a la venta en Japón su Family Computer (Famicom) junto a 3 juegos. Inicialmente, Famicom tuvo un pequeño fallo en su placa base, el que obligó a Nintendo a retirarla momentáneamente del mercado, volviendo en el año 84 y asentándose en el mercado japonés de forma definitiva. A pesar de estar un poco tiempo fuera, las ventas no se vieron perjudicadas, así que en un afán de alcanzar nuevos horizontes, Nintendo estudió el llevar la consola a Estados Unidos.

Para llegar a suelo norteamericano, Nintendo entró en conversaciones con Atari, en donde esta última le recomendó a la primera que el nombre de la consola debía ser cambiado, junto a algunos otros aspectos. Así fue creada y presentada en Chicago la Nintendo Advanced Video Gaming System, la que incluso traía un teclado.

 

 

En los años 1983 y 1984, la industria de los videojuegos vivió una crisis por la gran cantidad de consolas existentes, provocando una saturación del mercado estadounidense. Lo anterior se tradujo en bajas ventas y compañías yéndose a la quiebra, estando Atari dentro de las afectadas. Los conflictos hicieron que las negociaciones entre Nintendo y la compañía norteamericana no rindieron frutos, por lo que la gran N se quedó momentáneamente de brazos cruzados.

Como quedó estipulado más arriba, Famicom era un éxito en Japón, así que Nintendo no se lo pensó más tiempo y en 1985 lanzó la Nintendo Entertainment System bajo sus propios medios en el mercado estadounidense. La NES tenía ciertos cambios con respecto a la Famicom, pero tampoco adoptó lo propuesto por Atari.

Parecido a lo que sucede hoy en día con juegos como Flappy Bird, en su época, los títulos de Nintendo fueron fuertemente copiados. La gran N decidió crear el famoso Official Nintendo Seal of Quality. Con ello garantizaban a los usuarios que los juegos con ese sello serían de gran calidad.

NES fue el punto de partida para grandes sagas, como lo son The Legend of Zelda, Megaman, Mario Bros o Metroid. Con el gran éxito de NES en los hogares de los jugadores, era hora que (después de un tiempo) se diese el siguiente paso.

 

Super Nintendo Entertainment System (SNES)

 

 

El mercado comenzó a cambiar en 1988. Sega dejó atrás las consolas de 8 bits, y se lanzó al mercado con la potente (para esos años) Sega Genesis de 16 bits. Es en esta época en que se funda la gran batalla entre las compañías de Mario y Sonic.

Fue el mismo Masayuki Uemura quien en 1987 comenzó a desarrollar la Super Nintendo Entertainment System, para revitalizar a Nintendo en una carrera en la que se estaba quedando atrás. Un hecho insólito quedó expuesto en la creación de la consola, y es que Ken Kutaragi fue quién diseñó el chip de sonido de la SNES, aunque lo hizo de forma secreta pues era un empleado de Sony. El CEO de Sony ese entonces, Norio Ohga, se enteró, pero aún así permitió a Ken seguir trabajando junto a Nintendo con la expectativa de nuevos trabajos en conjunto a futuro.

 

 

SNES fue un éxito de forma inmediata en su lanzamiento por allá en el año 91, tal como lo fue la Super Famicom en el 90. La consola contó con el apoyo de importantes desarrolladoras de la talla de Capcom, Konami, Tecmo, Square, Koei y Enix. A pesar de que en su lanzamiento la consola contaba con muy pocos títulos, al ser de gran calidad permitieron el éxito rotundo que tuvo la consola.

Al llegar al mercado se tuvo que enfrentar a Sega Genesis, en lo que se recuerda como una ardua batalla por conquistar a los distintos tipos de público, utilizando políticas agresivas y una publicidad repleta de ataques directos. La lucha entre ambas empresas resultó en recortes de precio por las consolas y muchos juegos de gran calidad.

Por otra parte, en la época, Nintendo tenía unas fieras políticas de censura, especialmente para las versiones norteamericanas y europeas de sus juegos. Con la fundación de la Entertainment Software Rating Board (ESRB) en el año 1994, Nintendo apaciguó los recortes y consideró innecesario continuar realizando tantas censuras.

Con el tiempo, las consolas de 32 bits se transformaron en la nueva moda gracias a los avances en la tecnología, por lo que Nintendo no se iba a quedar atrás. Su siguiente consola fue realizada bajo un nuevo concepto, innovando frente a los cambios de potencia de la competencia.

 

Virtual Boy

 

 

En 1995, Nintendo mostró los primeros atisbos que marcarían la diferencia de sus consolas con respecto al resto, aunque en esta oportunidad edificaron una máquina incompetente sobre cimientos de buenas ideas.

Ante las consolas de 32 bits que lanzó la competencia, Nintendo respondió con Virtual Boy, una consola semi portátil que buscaba entregar una experiencia de realidad virtual, y si, en 1995, así que podrán imaginarse el resultado.

Algunos de los problemas que traía consigo la consola estaban derivados a su pobre hardware. Virtual Boy ofrecía imágenes en negro y rojo que causaban mareos y dolores de cabeza en los usuarios. El cuello era otra parte del cuerpo que sufría debido a la curiosa posición que debía ser adoptada para jugar.

 

 

También está el factor publicitario. Los juegos al estar dentro de unos visores de realidad virtual, no podían ser promocionados correctamente, pues no se podían tomar imágenes para ser mostradas en las revistas especializadas de la época.

Virtual Boy fue tan poco exitosa, que estuvo presente en el mercado durante tan solo un año y ni siquiera llegó al territorio europeo. Tan solo 22 juegos vieron la luz en la nueva consola, en una consola que no fue capaz de cumplir con las promesas hechas.

La consola de realidad virtual de Nintendo nació muerta, ya que además de lo mencionado anteriormente, fue una consola lanzada entre generaciones. Eso sí, hay que reconocer que sus ideas propuestas eran sumamente novedosas, siendo prácticamente una consola híbrida como lo es Switch actualmente.

Nintendo tenía más planes entre manos, por lo que el fracaso de Virtual Boy fue un mero revés en su carrera al éxito.

 

Nintendo 64

 

 

El gran éxito de SNES en el mercado causó que Nintendo no lanzara una consola de 32 bits en condiciones para competir con el resto de las compañías. Viendo el fracaso de Virtual Boy, la gran N sabía que tenía que dar el 110%.

En 1995 (Japón) y 1996 (USA) Nintendo lanzó la Nintendo 64, una máquina de 64 bits que tenía por objetivo aplastar a la competencia. Algunas decisiones en su desarrollo le impidieron ser el éxito rotundo que buscaba ser.

La decisión de no usar CD-ROM estuvo dada por el ahorro en los derechos de uso y las ventajas que técnicamente tenía el cartucho por sobre el CD. El uso de cartuchos permitía una lectura más rápida de la información, pero en contra estaba el poco almacenamiento que permitían. Con el tiempo, las debilidades del cartucho se hicieron más latentes, debido a un bajo nivel en calidad de sonido y el limitado espacio.

 

 

Los desarrolladores no estuvieron del todo contentos con Nintendo 64. Lo anterior estuvo dado porque para desarrollar juegos en la consola se debía recurrir a costosas estaciones de trabajo SGI. Además, con el objetivo de lanzar títulos más económicos, el tamaño de los cartuchos pasó de 128 mb a 64 mb, razón por la que el contenido de los mismos se tuvo que recortar aún más.

Nintendo 64 recibió algunos retrasos, por lo que muchos desarrolladores tomaron la decisión de cancelar sus juegos para la nueva consola de la gran N. Uno de los golpes más duros lo recibió tras su corte de relaciones con SquareSoft, puesto que Final Fantasy VII salió de forma exclusiva para Playstation 1.

A lo largo de la vida de Nintendo 64, la gran N lanzó diversos periféricos para ampliar la experiencia, entre los cuales había hasta un micrófono. El problema fue que los desarrolladores no utilizaron de forma alguna los periféricos creados por Nintendo.

La Nintendo 64 fue descontinuada en el año 2003 para darle paso a la consola que habitaba en el mercado desde el año 2001. Cabe destacar que al final de la vida de la 64, muchos juegos fueron descontinuados para favorecer su salida en la nueva consola.

 

Nintendo Gamecube

 

 

La gran N sabía que tenía que preparar algo grande para recuperar el terreno perdido ante Playstation, la consola de Sony. En 1999 se especulaba que Project Dolphin sería una consola de cartuchos retrocompatible con Nintendo 64, luego pasó a ser Star Cube y finalmente salió al mercado como Nintendo Gamecube.

Durante la E3, Nintendo utilizó la frase “The Nintendo Difference” al presentar su nueva consola con la alineación de software que la acompañaría. Más tarde,  la frase “Born to play” se haría protagonista en los comerciales de la consola. La consola fue lanzada en 2001 en Japón y Estados Unidos, y en 2002 para el resto de las regiones.

Al principio, Nintendo se apoyó en la empresa ArtX en lo que se refirió a dispositivo gráfico (llamado Flipper), la cual fue adquirida por ATI tiempo después, por lo que su logo aparece en el sistema.

 

 

Dejando los cartuchos de lado, Nintendo optó por unos mini discos de rápida lectura con una capacidad de 1.6 GB de memoria, los cuales a diferencia de la competencia, eran sumamente complicados de piratear. También, a diferencia de sus competidores, Nintendo se enfocó únicamente a los videojuegos mientras que el resto ofrecía una plataforma multimedia capaz de reproducir música y películas.

El apoyo de las third party comenzó a notarse ya en está época, pero de una forma muy moderada aún. Nintendo tenía que sobrevivir mayormente con los juegos desarrollados por ellos mismos, debido a los pocos desarrolladores externos que trabajaban con Nintendo.

Nintendo Gamecube fue una gran consola con grandes títulos, pero no fue suficiente para recuperar lo perdido con Nintendo 64. La estrategia debía cambiar y para ello se tendría que avanzar a una nueva era.

 

Wii

 

 

La compañía de Nintendo siempre estuvo ligada al apellido Yamauchi, y por eso fue tan sorpresivo que tras la dimisión de Hiroshi Yamauchi, fuese Satoru Iwata quien tomase las riendas de la gran N. Iwata tenía la tarea de devolver la grandeza tras perderla con Nintendo 64 y Gamecube.

Wii llegó para revolucionar el mercado, y justamente su nombre clave antes de ser revelada era Revolution, pues no solo la consola sería novedosa, sino que el rumbo completo de la compañía cambiaría.

 

 

La nueva consola de Nintendo fue la primera versión de sobremesa en no llevar el nombre de Nintendo. También dejó de lado la carrera por la potencia, centrándose más en crear una experiencia distinta a través de sus novedosos controles.

Wii se caracterizó por el Wiimote y su Nunchuk, los cuales funcionaban de forma totalmente inalámbrica, y gracias a su control de movimiento ofreció una experiencia de juego novedosa que encandiló a todo el mundo desde su lanzamiento en el año 2006.

La consola fue un éxito rotundo en cuanto a ventas, por lo que la dirección tomada junto con el mando de Iwata dio claramente sus frutos. La familia era la más beneficiada con los novedosos juegos presentados por Wii.

 

Wii U

 

 

Siguiendo con la estela de su predecesora, Wii U ofreció un control distinto acorde a la nueva visión de la empresa japonesa. Una pantalla en el mando tipo tablet funcionaba a modo de complemento a la experiencia jugable, pero faltó mucho para impresionar tanto como lo hizo Wii U.

El lanzamiento fue realizado el año 2012, pero no fue tan llamativo como el de su predecesora, y de hecho al día siguiente de la presentación, las acciones de Nintendo cayeron en un 10%. Las impresiones que dejó el control fueron más negativas que positivas, pues toda la libertad y comodidad del Wiimote se perdió con el nuevo Gamepad.

 

 

La llegada de PlayStation 4 y Xbox One causó una herida más profunda en la consola de Nintendo. Las expectativas de la gran N eran vender 9 millones de consolas para 2013, pero solo se habían vendido 2.7 millones, generando pérdidas de 165 millones de euros.

Wii U fue pionera en agregar tecnología de comunicación de campo cercano (NFC) a través de sus ya famosos Amiibos, los que rápidamente se transformaron en artículos de colección.

Las proyecciones para la Wii U no eran muy positivas, debido a que el problema de las third parties se acrecentó hasta su punto más alto, puesto que casi ningún desarrollador lanzaba juegos para la nueva consola. Solo era la propia Nintendo la que lanzaba juegos de verdadera calidad y terminó no siendo suficiente.

Wii U terminó siendo descontinuada y retirada del mercado este mismo año, para dar paso a la siguiente consola de sobremesa que promete ser una nueva revolución en cuanto a jugabilidad.

 

NINTENDO SWITCH

 

 

Ahora Nintendo Switch agrega una nueva página a la historia de las consolas de sobremesa de la gran N. Aún está por verse cómo se desarrollará la nueva consola de Nintendo con el tiempo. Nuevamente se lleva por delante la innovación, aunque en esta ocasión y de forma contraria a Wii U, se justifica completamente. Con buenas ventas en su lanzamiento y un título potente como Zelda Breath of The Wild, Nintendo inicia esta nueva era con el pie derecho. Ahora solo depende de sí misma, para abastecer de los títulos necesarios y variados con que seguir conquistando una generación de jugadores tan enfocada en cosas como la “Gráfica” o los “Frames”.

 

¿Cuanto vendió cada consola de Nintendo?

 

Para que puedas reflexionar sobre el éxito y los tropiezos de Nintendo, te dejamos una tabla actualizada de las unidades vendidas para cada consola de la marca. No incluímos Nintendo Switch debido al poco tiempo que lleva de salida la consola.

 

 

La evolución de Nintendo es una historia ligada a la nuestra, al descubrimiento de la esencia misma de los videojuegos. Un camino por nuestra infancia y adolescencia, de partidas hasta tarde con los amigos en Mario Kart o el descubrimiento de nuevas formas de jugar. Sin duda que el último tiempo ha sido duro para la gran N, pero aún confiamos en su calidad, en su capacidad para innovar, y es por eso que creemos que con Nintendo Switch habrá mucha historia que contar.

Lando

Periodista de profesión y gamer de corazón, Lando es la mirada pura y dura del periodista de escuela en la Machina.

VIDEOJUEGOS

TECNOLOGIA

CINE Y TV

MÓVILES